¿QUÉ ES EL PITCH & PUTT?  

El objetivo del pitch & putt, al igual que el golf tradicional, es golpear la bola de golf en el campo o recorrido, desde el lugar de salida hasta introducirla en el hoyo, en el menor número de golpes posible, respetando las reglas del juego. El pitch and putt se desarrolla en campos de hoyos par 3, es decir, diseñados para jugarlos en 3 golpes, si el jugador tiene buen nivel. La suma del par de los 18 hoyos nos da un total de par 54, lo que se considera el par del campo. Por lo tanto, si un jugador juega todo el campo en 60 golpes, habría hecho + 6 respecto al par del campo y si un jugador juega el campo, por ejemplo, en 50 golpes, entonces habría hecho - 4 respecto al par del campo.

El pitch & putt tiene su origen  en los años 40, en Irlanda, donde es muy popular. Cataluña ha sido en España la comunidad autónoma pionera en el pitch & putt, ya que se introdujo en 1990 de la mano del irlandés Martin Whitelaw. Martin construyó en Girona el Pitch & Putt Solius, actualmente cerrado. Martin aprovechó su experiencia en Irlanda ya que su padre había tenido un campo allí.

 

DIFERENCIAS CON EL GOLF TRADICIONAL 

Aunque el pitch and putt es un deporte derivado del golf, posee unas diferencias apreciables: Un recorrido en un campo de golf tradicional de 18 hoyos puede tener una distancia aproximada de 6.800 o 7.200 metros, ya que dispone de hoyos pares 3, pares 4 y pares 5, los cuales pueden medir entre 100 y 500 metros, aproximadamente. Las salidas se realizan desde tees o amplias plataformas de yerba natural, las cuales disponen de diferentes ubicaciones, en función de la categoría del jugador o jugadora. Los greens también son considerablemente grandes, en consonancia con las largas distancias existentes. Las Reglas del Golf permiten jugar al golf con un máximo de 14 palos y un recorrido de 18 hoyos puede durar unas 3 horas y media.

En el pitch and putt, según las directrices de la FIPPA (Federación Internacional de Pitch and Putt), los hoyos han de tener una distancia máxima de 90 metros y el máximo para todo el recorrido es de 1200 metros. El máximo de palos que se puede llevar es de 3 palos y uno de ellos ha de ser el putt obligatoriamente. Además, es obligatorio el uso de un tee (soporte) cuando se realizan las salidas. La medida mínima de este tee es de 5 mm.

Las salidas se hacen desde una estera o moqueta artificial, desde donde salen los jugadores de todas las categorías: jugadores masculinos, jugadoras femeninas, niños, etc.

El green (la zona más segada donde está situado el hoyo y la bandera) es más pequeño, aproximadamente la mitad de lo que puede medir un green en un campo de golf tradicional.

Estas medidas indican que los campos de pitch and putt son mucho más reducidos que los campos de golf tradicionales, lo cual genera un gasto en agua y mantenimiento del campo mucho menor que un campo de golf tradicional, lo que los convierte en campos de golf más sostenibles medioambientalmente.

Estas circunstancias también redundan en las tarifas de acceso a los campos de pitch and putt, las cuales son notablemente inferiores a los campos de golf tradicionales, permitiendo el acceso a una gran mayoría de personas.

Además, al tratarse de fincas o espacios con muchas menos hectáreas, es posible que su localización esté mucho más próxima a núcleos urbanos o incluso dentro de estos, lo cual facilita el acceso, por facilidad y tiempo, a las personas que practican este deporte.

En un campo de pitch & putt encontramos un ambiente muy atractivo ya que, como los campos de golf grandes, disponen de restaurante, cafetería, vestuarios, campo de prácticas para entrenar, escuela de golf para adultos y niños o clases particulares con profesores de golf titulados por la RFEG o la FCG. Jugar los 18 hoyos de un recorrido de pitch & putt puede llevarnos entre 1 hora y 1/2 y 2 horas como máximo.

En España existen en el presente año 2019 unos 95 campos de pitch and putt. Ante el constante aumento de instalaciones de pitch & putt, la RFEG pasó a regular en el año 2006 el desarrollo de esta modalidad de golf, por lo que para poder jugar al pitch and putt solo es necesario la licencia federativa de golf. Sin embargo en Cataluña se juega al pitch and putt mediante una normativa y un sistema de handicap propio.

 

 

 

 

CARÁCTERISTICAS DEL PITCH AND PUTT EN CATALUÑA

En Cataluña existen en el presente año 2019 cerca 40 campos de pitch & putt y más de 15.000 jugadores federados. Cataluña cuenta además con una potente selección de pitch & putt, lo que la convierte en una potencia en este deporte.

El desarrollo de las competiciones de pitch & putt se rige por la Federación Catalana de Pitch & Putt (FCPP), aunque en competiciones internacionales imperan directrices y recomendaciones de la European Pitch & Putt Association (EPPA) y la Federation of International Pitch & Putt Association (FIPPA).

Estos estamentos internacionales de pitch and putt otorgan a cada federación o asociación de pitch and putt el derecho establecer sus propias normativas en las competiciones de su territorio. De esta manera en cataluña, en las competiciones amparadas por la FCPP, existen las siguientes diferencias:

La distancia máxima de un hoyo es de 120 metros.

La distancia máxima para el recorrido de 18 hoyos es de 1.600 metros.

El máximo de palos que se puede llevar es de 7 y uno de ellos ha de ser obligatoriamente un putt.

El golpe de salida se ha de realizar obligatoriamente desde una superficie artificial.

 

¿QUÉ PALOS SE UTILIZAN EN EL PITCH AND PUTT?

Un juego de palos de pitch & putt puede constar de los siguientes palos: un sand wedge, un pitching wedge, un hierro 9, un hierro 8, un hierro 7 y un putt para jugar en el green o en los alrededores. Sin embargo, los jugadores y jugadoras que por sus características generen muy poca velocidad en la cabeza del palo, deben de añadir a la bolsa otro palo que les proporcione más distancia, como un hierro 5, un palo híbrido o una madera.

Este grupo de palos lo completamos con un bolsa de golf pequeña (no es necesario llevar mucho equipamiento), unas bolas, un guante, unos marcadores para marcar la bola en el green, sin olvidar un arreglapiques para reparar el impacto de la bola en el green.

También es recomendable tomar clases de golf con un profesor para aprender bien los fundamentos del swing de golf, ya que el pitch and putt es un deporte muy técnico.

 

 

Fuentes utilizadas:

FIPPA Y EPPA (Federación Internacional de Pitch and Putt)

FCPP (Federación Catalana de Pitch and Putt)

RFEG (Real Federación Española de Golf)

 

 

 

swings de golf de interés