LAS PRIMERAS REGLAS DEL GOLF

Las primeras reglas del golf escritas se las debemos a los Caballeros Golfistas de Leith, quienes las elaboraron en 1744. La donación de un palo de plata como trofeo por parte de las autoridades de Edimburgo, hacía necesario llegar a un acuerdo sobre la forma en que debería jugarse al golf, así que el club de Leith presentó un total de 13 “Artículos y Leyes para jugar al golf”.

Los nuevos clubes siguieron estableciendo sus propias reglas, pero siempre tomando al de Leith como referencia, hasta que la Sociedad de los Golfistas de St. Andrews se tornó más influyente, a partir de la mitad del siglo XIX. En 1897 se solicitó al Royal & Ancient Club de St. Andrews (tal era su nuevo nombre) que elaborara una serie de reglas de juego comunes para todos los clubes.

Durante la primera mitad del siglo XX, tanto el R&A como la USGA, la autoridad oficial del golf en Estados Unidos, aplicaron básicamente las mismas reglas del golf, llevando a cabo, sin embargo, distintas interpretaciones en cuanto a la aplicación de éstas. Tales diferencias fueron finalmente resueltas en la conferencia que tuvo lugar en 1951, a la que también acudieron representantes de Canadá y Australia.

El único punto donde hubo divergencias fue el referido al tamaño de la pelota. Pero lo más importante de dicha conferencia fue que el Royal & Ancient y la USGA decidieron a partir de ese momento reunirse cada cuatro años con el objetivo de revisar las reglas del juego, y que establecieron un comité conjunto encargado de velar por la uniformidad de criterios.

Un libro titulado Decisiones sobre las Reglas se publica en la actualidad de forma conjunta por ambas organizaciones, y es revisado anualmente. Apareció por primera vez en 1984, marcando un hito en el terreno de la cooperación.

 

Las primeras reglas del golf

 

El swing de golf de Ladies European Tour 2016

El swing de golf de European Golf Tour 2016

Otros swings de golf de interés